Drinny All The Way

La Heredera de Morgana

Ir abajo

La Heredera de Morgana

Mensaje por Muffliat0 el Vie Abr 06, 2018 4:24 pm

Disclaimers: Los Personajes de Harry Potter pertenecen a J.K. Rowling y a los que han compado parte de los derechos de autor, lo cual NO es mi caso, y sólo los utilizo, la trama me pertenece al igual que algunos personajes, los demás no, como ya se ha mencionado.
Nick en el Foro: Muffliat0.
Título: La Heredera de Morgana.
Clasificación: T
Pareja Secundaria: Ron & Hermione.
Summary: ¿Qué tal si el Señor Tenebroso hubiese incluso previsto la remota posibilidad de ser vencido? ¿Y si Voldemort hubiese encontrado una forma de volver incluso después de ser derrotado por Harry Potter? Un hechizo capaz de devolverlo a la vida, sólo necesitaba a alguien lo suficientemente poderoso como para hacerlo.
Género: Romance + Misterio.
Notas del Autor: Este fue mi primer fic del ship, y mi primer fic en el fandom de HP, así que... pues... paciencia con él xD


Capítulo 01: Reunión Familiar.



La luz casi había desaparecido indicando el fin del día, la señora Weasley estaba sentada a la mesa en la Madriguera terminando las invitaciones sencillas que constaba apenas en una pequeña nota que enviaría a cada uno de sus hijos ausentes, con una sonrisa en los labios esperando que éstos contestaran la nota con una respuesta positiva.

Envió las lechuzas con la pequeña invitación para cada uno de ellos, esperando que aceptaran y se reunieran, hacía cinco años Harry había vencido a Voldemort y la vida no podía haber mejorado más, no había nada de que preocuparse, lo único que deseaba era tener a su hijo Fred en esa reunión familiar, George no había superado la muerte de su hermano ni aun con el paso de cinco años, aunque se había dedicado y hecho prosperar la tienda en lugar de dejarse caer, después de todo, Fred amaba esa tienda y lo que más quería era que sus bromas triunfaran y se hicieran las más importantes de todo el mundo mágico, y George se estaba esforzando mucho en que eso se hiciera realidad.

El señor Weasley apareció por la puerta y le sonrió a su mujer; que seguía junto a la ventana de la cocina viendo a las lechuzas alejarse de ahí, se acercó a su esposa y la besó.

— ¿Qué haces mujer? –le interrogó con una sonrisa.
—Les envié a los chicos una nota, invitándolos a venir, hace mucho que no los vemos, Arthur –contestó la mujer con un tono bajo y triste.
—Ginny está pasando una temporada en casa, Molly –le recordó.
—Lo sé, y soy feliz de tener a mi Ginny, pero extraño tener la casa llena de gente ¡Oh! ¿Por qué me dejé convencer de tener tantos hijos, Arthur? Es una tortura tener que quedarnos solos.
—Son cosas de la vida, mujer, no hay nada que puedas hacer aparte de... acostumbrarte.
—Lo dices por que pasas todo el día a veces las noches en el Ministerio, no sabes el silencio que se hace en la Madriguera.
—Mujer, no te quejabas cuando tenías a todos tus hijos en Hogwarts, al menos a la mayoría.
—Pero sabía que estaban obligados esos bribones a regresar en alguna época del año, pero ahora nada les obliga a venir si no quieren.
—Ron ha estado ocupado en el Ministerio al igual que Percy, sabes que George... bueno, que él se ha negado en buscar ayuda extra en los Sortilegios, Charlie con sus dragones y Bill con su familia y su trabajo, Ginny es la única que se ha negado a irse a pesar de jugar con las Arpías –la tranquilizó el señor Weasley.
—Más bien creo que es mi culpa que no haya buscado un lugar donde vivir –observó a su esposo con expresión triste.
—Eso y que no ha querido aceptar la invitación de Harry a vivir juntos a Grindmuld Place.
—Tiene 20, creo que deberían esperar un poco más para eso –concordó la señora Weasley con la respuesta que le había dado Ginny a su padre.
—No la veo tan convencida ahora mismo.
—Estábamos en guerra, Arthur, Ginny era más joven y había cierto riesgo a que no ganáramos la guerra, si Voldemort hubiese sabido que Draco Malfoy fue el que desarmó a Albus en la torre de Astronomía, lo hubiese matado de inmediato y hecho de la lealtad de la varita, entonces las cosas hubiesen sido diferentes, tenía en su poder dos de las reliquias... aunque ni siquiera notó una y la puso en un horrocrux –argumentó la señora Weasley.
—Tuvimos mucha suerte en los pequeños detalles que desaprovechó Voldemort, ahora sólo es un mal recuerdo.
—Uno que casi mata a Ginny y se llevó a uno de mis hijos –le recordó la mujer.
—Tienes razón, pero gracias a Harry no pasó a más y tenemos a Ginny con nosotros.
—Pero no a Fred, y... Ron también arriesgó su vida innumerables ocasiones, no lo olvides, tenemos que estar orgullosos de nuestro hijo, Arthur.
—Y lo estoy, mujer, claro que estoy orgulloso de ver a mi hijo convertido en un Auror.

Se giraron y fueron a la sala al escuchar un fuerte ruido, cuando llegaron, vieron aparecer a la más pequeña de sus hijos, con una capa negra que se quitó cuando salió de la chimenea, se acercó a sus padres y los saludó con un beso en la mejilla a ambos.

— ¿Quieres cenar algo? –interrogó su madre con una sonrisa y ella negó con un ligero movimiento de cabeza.
—No, cené algo con Harry, vengo de verlo, a decir verdad.
— ¿Y todo bien? –indagó su padre.
—No del todo, quiere que me mude con él a Grindmuld Place, y se ha molestado cuando le dije que no estaba en mis planes próximos.
—Cariño, creo que deberías pensarlo, si te detienes por tu madre y por mí...
—En parte, papá, pero si Harry desea tanto vivir conmigo ¿por qué no es el que se muda a la Madriguera?
—No puedes comparar la casa de los Black con la nuestra, Ginny –contestó su madre como haciendo obvia la razón por la que Harry no quería vivir en la Madriguera.
—No me ama lo suficiente para ello, entonces.
—Tú no le amas lo suficiente como para ir con él.
—Hemos esperado cinco años para eso ¿Por qué no esperar un poco más? Él quiere disfrutar de su vida como Auror, yo quiero disfrutar de mi libertad de ser cazadora en las Arpías ¿Le es difícil aceptar mi decisión?
—Tal vez le es imposible vivir lejos de ti, no me miren así –se quejó la señora Weasley por la mirada de su esposo y su hija –tu padre me propuso matrimonio con esa excusa ¿Era mentira Arthur? –le miró en advertencia la mujer.
—Por supuesto que no, pero no es la misma situación, mujer.
—Por que yo me quede en casa sin hacer nada ¿no es cierto? ¿Es la diferencia abismal?
—No, no es la diferencia, la diferencia es que ambos han decidido disfrutar un tiempo de sus carreras antes de casarse o vivir juntos, y nosotros realmente ya no podíamos estar el uno sin el otro.
—La cantidad de hijos lo demuestra claramente, mamá –se burló Ginny –iré a mi habitación, estoy un poco cansada.

oOo


Las lechuzas comenzaron a llegar tres días después de que las mandó, sonrió al ver los garabatos, eso significaba que habían sido ellos mismos y no sus parejas los que le habían contestado a su madre, cosa que hizo sonreír a la señora Weasley, era un bonito detalle por su parte, a pesar de escribir terriblemente.

—Muy feliz, no le estarás siendo infiel a mi padre ¿verdad?
— ¡Oh Ginny! Que cosas dices –sonrió sonrojada su madre.
—Oh, entonces es papá el que te está enviando notitas románticas.
—Son tus hermanos confirmando que estarán aquí para la reunión que quiero hacer, más bien, que haré.
—Es bueno, hace algún tiempo que no nos vemos, no he visto a Ron y eso que técnicamente sigue en Inglaterra.
—Es un Auror importante –sonrió su madre.
—De algo tuvo que servirle huir de casa en busca de horrocruxes y después ayudar en la guerra a vencer a Voldemort.
—Hubo muchos ahí, no sólo nosotros, y hubo muchas perdidas –contestó la señora Weasley observando la fotografía de Fred.
—Todos lo extrañamos, mamá, George y tú no fueron los únicos que lo perdieron, papá, Percy, Ron, Charlie, Bill y yo también lo perdimos y lo extrañamos mucho.
—Lo sé cariño, pero comprende a George, él ha perdido algo más que un hermano, ha perdido a su mitad, pasaron todo el tiempo juntos, hasta que eso pasó.
—Todos perdimos algo en esa guerra.
—Menos Harry –soltó la señora Weasley haciendo que Ginny volteara a verla sorprendida.
—Harry perdió a sus padres a manos de Voldemort mamá –le recordó molesta –puedo jurar que él siente igual que nosotros la pérdida de Fred.
—Lo siento –se disculpó –pero admitimos que él ganó más de lo que perdió.
—Ser el blanco directo de la ira de Voldemort es algo terrible mamá, lo sé de primera mano, y no me imagino todo lo que sufrió Harry al ser blanco de esa ira por tantos años, perder a sus padres y con eso la oportunidad de tener una familia, de tener un hermano, fue enviado con sus tíos que no lo querían...
—Ya lo sé, Ginny, ya lo sé, es cruel, pero una cosa es sufrir por lo que nunca has tenido y otra sufrir por algo que has tenido por años y que te lo arrebaten de los brazos.
—Es mejor que dejemos esta conversación así, no quiero pelearme contigo mamá, es obvio que no estaremos de acuerdo respecto a Harry.

Ginny caminó hasta la chimenea y entró en ella tomando los polvos flu y desapareció en la llamarada verde.

Apareció en el callejón Diagon y caminó rumbo a los sortilegios Weasley, entró y tuvo que abrirse paso entre el mar de gente, le sorprendía la fama que se habían creado los gemelos con esa tienda, a pesar de que habían comenzado a vender con un pequeño baúl en el expreso a Hogwarts, y el éxito que seguía teniendo a pesar de cinco años y que uno de esos genios ya no estaba.

Llegó hasta su hermano y se puso junto a él, George le sonrió y le indicó con la cabeza que le ayudara, así que lo hizo, por lo regular se encargaba él solo con la tienda, y Harry se había cansado de decirle a Ginny que era porque su hermano así lo quería, pero que había más de una persona dispuesta a ayudarle a hacerse cargo de los Sortilegios Weasley.

—Así que te peleaste con mamá –soltó George.
—Un poco, ella cree que el único que ganó más de lo que perdió fue Harry, y no es cierto, a Harry también le duele que Fred muriera.
—A la mayoría les dolió que él se marchara –le contestó con la vista baja.
—Así que confirmaste tu asistencia a la reunión familiar que mi mamá quiere hacer.
—Sí, creo que le debemos mucho a esa mujer como para no ir, además, cada uno de nosotros ha estado en lo suyo y le hemos abandonado mucho, no sólo a ella, sino a papá también.
—Yo no –sonrió comiendo su helado.
—Pero no eres suficiente como para hacerla sentir feliz, como cuando solíamos ir a Hogwarts.
—Gracias por decir que soy insignificante, George.
—No es eso, pero eres una de seis que le restan, le faltan murmullos a la Madriguera que le haga feliz.
—Cuando me vaya a jugar con las Arpías todos van a extrañarme, soy su favorita, soy la única chica en la familia.
—Lo sé, eres la pequeña pesadilla de todos nosotros, y nadie se atreve a meterse contigo por temor a que nos lances el mocomurcielago –comentó George haciéndola reír.

Fue directo con su hermano al Caldero Chorreante cuando cerró la tienda, se había quedado de ver con Harry ahí, él sonrió al ver a los hermanos, saludó a George con un fuerte apretón de manos y a Ginny con un suave beso en los labios.

—Me alegra verte, George –sonrió Harry.
—Lo sé, hace mucho que el increíble Harry Potter no se digna a pasar a saludar a la tienda.
—Tampoco has pasado al Ministerio a saludar, ni siquiera a tu hermano –sonrió Harry.
— ¿Para qué quiero verlo? Lo he visto mucho tiempo en casa –bromeó George –nos veremos en casa para la reunión familiar la próxima semana.
—Tendrán reunión, eso es genial ¿hace cuanto que no están juntos todos los Weasley?
—Cinco años –contestó George
–Por eso nos merecemos una reunión –murmuró Ginny –a la que estas invitado.
—Pensé que era familiar –contestó haciendo que Ginny hiciera una mueca de frustración.
—Eres mi novio, Harry –lo observó seria –además, siempre has sido parte de la familia incluso antes de que nosotros siquiera comenzábamos a salir.
—Ginny tiene razón, además, van a venir todos con sus parejas... menos Charlie –se burló George.
—Y tú –frunció el ceño Ginny –no te burles de Charlie por interesarse más en los dragones que en las chicas, tú también te interesas más por la tienda que por las chicas.
—Es complicado conseguir chicas –comentó Harry –yo tengo suerte de haberte conquistado incluso antes de salir de Hogwarts, pero me costó mucho conseguir una chica.
—Claro, sobretodo con Cho ¿cierto?
—Vamos, ella fue... no lo sé, ya no recuerdo ni que me gustó de ella, tú eres más bella, más inteligente...
—Bien jugado, Harry –se burló George.
—Muy bien jugado –sonrió Ginny y lo besó.

Harry se separó de ella al ver pasar a alguien, dirigió su vista hasta un par de mesas alejadas de ellos.

— ¿Qué ocurre? –preguntó Ginny.
—Blaise –gruñó Harry causando la risa de George.
—No comprendo el chiste que involucra el nombre de Blaise –frunció el ceño.
—No, no voltee... Ginny –le reprochó Harry cuando Ginny volteó en dirección a Blaise.
—Se ha puesto más guapo –se burló la chica.
—No puedo creer que Blaise te parezca guapo –frunció el ceño.
—No más que tú, claro –sonrió y volvió a besarlo –aun así, no comprendo la razón por la que no te agrada, no te hizo nada...
—Aparte de decirle a Malfoy que le parecías atractiva –frunció el ceño.
—Bueno, yo he soportado que hablen a mis espaldas por el hecho de salir contigo, no todos comprenden el hecho que salgas conmigo y no con Hermione, o con otra chica.
—Aun así –gruñó.
—Lo único bueno que esas palabras no salieron de la boca de Malfoy ¿cierto? –se burló George.
—Le hubiese matado en cuanto esas palabras terminaran de salir de su sucia boca.
—Pensé que las cosas habían quedado neutras entre ustedes.
—Su madre fue la que dejó las cosas neutras, y Kingsley les dejó fuera de azkaban por huir antes de que las cosas se inclinaran a un bando.
—Por lo que dijo Ron, Draco hubiese podido identificarte pero no lo hizo –se observaron.
—Por que es un maldito cobarde, por eso no lo hizo.
—O tal vez él no estaba tan de acuerdo con lo que estaba pasando, tal vez fue su manera de intentar arreglar las cosas, de dejar las cosas neutras –le contestó un tanto molesta.
—Sí, y yo le salvé la maldita vida, eso también es dejar las cosas neutras o mejor aún, regresarle el favor, es un cobarde, Ginny, no hizo nada por evitar que torturaran a Hermione –le recordó –además, no sé porque te molesta que lo llame cobarde, o la razón por la cual lo defiendas.
—Por que puedes llamarle cobarde, pero lo único cierto es que cobarde o no, no te delató, y eso hizo un gran cambio para nosotros y eso inclinó un poco las cosas a nuestro favor ¿lo has pensado?
—No van a pelear por Draco Malfoy ¿o sí? –interrogó George.
—Claro que no –se encogió de hombros Ginny –lo siento –le sonrió a Harry que le devolvió la sonrisa.

Regresó a casa un poco tarde, sus padres ya estaban dormidos, así que subió a su habitación haciendo el menor ruido posible, se desvistió lentamente, y después de colocarse el pijama se recostó en la cama sobre las cobijas, observó el techo obscuro hasta que se quedó completamente dormida.
oOo

Terminó de desayunar completamente en silencio, su madre había estado diciéndole las cosas que necesitaría para preparar la comida de la reunión y en un punto de la conversación, había aceptado a acompañarla a comprar las cosas, había estado bastante distraída.

—Mamá –la interrumpió a mitad de la frase.
— ¿Qué ocurre cariño? –le sonrió.
— ¿Es normal que Harry y yo la pasemos peleando todo el tiempo? –observó a su madre que le otorgó una mirada dulce.
—Es normal que se peleen cuando él insiste en una cosa y tú en otra, creo que alguno de ustedes debería dar su brazo a torcer, y dejarse de peleas bobas.
—Anoche me dijo que si no quería ir con él a Grindmuld Place por los recuerdos de Fred, lo comprendía, que sólo necesitaba decirle y compraría una casa en el valle de Godric –observó a su madre –en realidad... no estoy segura de nada, mamá.
— ¿Sobre qué no te sientes segura? ¿Sobre vivir con él? –le sonrió.
—De lo que siento por él –levantó la vista para toparse con la incredulidad marcada en el rostro de su madre.
—Ginny, has estado enamorada de Harry por casi diez años ¿y ahora no estás segura que estás enamorada de él? Quisiste seguirle cuando te dejó por tu seguridad, quisiste correr al bosque prohibido para asegurarte de que Harry estuviese bien, y de la nada no estás segura.
—Todas estas peleas sólo me están haciendo dudar de que él y yo realmente seamos el uno para el otro.
—Claro que son el uno para el otro, cariño, sé que una parte de mí le alegra, pero admito que es una parte muy pequeña y obscura a causa de la perdida de Fred.
—Supongo que es porque peleamos cada vez que estamos juntos –sonrió.
—Cuando le hagas saber que por el momento no estás lista para vivir ni con él ni con ninguna persona que no seas tú o tu familia, él comprenderá y dejará de insistir sobre el tema.
—Tienes razón, Harry comprenderá que no estoy lista –le sonrió a su madre –gracias.
—De nada, cariño, me alegra que aun acudas a mí para algunas cosas –se levantó y se acercó a su hija para acariciarle la mejilla –ahora, ve a darte una ducha, tenemos que conseguir todo antes de que todos lleguen.
—Por supuesto.

No tardó, cuando bajó, su madre estaba lista, con su capa color guinda puesta, así que tomó la suya de color negro y esperó a que su madre desapareciera por la chimenea para imitarle.
oOo


Ayudó a su madre a sacar la mesa al patio y acomodar las cosas, le recordaba a su tercer año, cuando su familia se había reunido para ir al mundial de Quidditch, habían cenado también en el jardín porque no cabrían, ahora era igual, le agradaba revivir aquellos bonitos recuerdos.

—Todo está listo –sonrió su madre.
—Perfecto, iré a la ducha.
—No te tardes, tus hermanos no tardan llegar en el traslador.
—Por supuesto, no tardaré mucho.

Tardó máximo diez minutos en bañarse y se tardó un poco en elegir que ponerse, se decidió por unos jeans y una playera sencilla, y unos converse de color negro.

Cuando bajó, sonrió al ver a Harry platicando con Ron y su padre, al parecer, sólo Harry, Ron y Hermione habían llegado.

—Hola cariño –sonrió Harry y caminó hasta ella para besarla.
—Hola –sonrió y rodeo su cuello –llegas temprano.
—Quería verte –volvió a besarla.
—Sabes como jugar, dijo George –ambos rieron.
—Claro, a él lo ves todos los días y es al primero que saludas, pero a tu hermano favorito lo ignoras.
—Lo siento –se alejó de Harry y abrazó a su hermano.
— ¿Qué tal los juegos? –la interrogó.
—Bastante bien, no me quejó –le sonrió a Hermione y la saludó con un suave movimiento ya que Ron la había rodeado de la cintura y ella había rodeado el cuello de su hermano con un poco de dificultad, a causa de las estaturas.

Charlie llegó con Bill y su familia, que se dedicaron a saludar a todos, el que apareció después fue Percy, que sorprendió a todos, desde que se había vuelto Asistente Junior del Ministro no se le veía seguido.

—Percy –sonrió Charlie –no puedo creer que dejaras tus asuntos súper importantes para acompañar a la humilde familia.
—Déjate de bromas estúpidas, Charles –gruñó –no volveré a cometer los mismos errores que antes, ustedes siempre van a ser mi familia.
—Es bueno que eso jamás se te va a olvidar –soltó Ron con el ceño un poco fruncido.
—Pero no es una reunión para pelear ¿cierto? –intervino Hermione observando a Ron con advertencia.
—Tienes razón –sonrió Ron y rodeo el cuello de su novia.

Todos se sentaron a la mesa cuando sus madre les indicó con una sonrisa, su padre comenzó con una charla sencilla y placentera, mientras todos los Weasley parecían devorar los demás compartían como habían estado durante tanto tiempo y el gusto que les había dado recibir una nota de la Sra. Weasley invitándoles a reunirse, después de todo habían pasado el suficiente tiempo de no verse.

—Es bueno –sonrió Fleur –así que ¿cómo te ha ido como Auror, Harry? –indagó con una sonrisa.
—Bien, no es algo de lo que Ron o yo podamos quejarnos, hemos tenido mucha práctica desde que teníamos once, lo único malo de todo es que Hermione se decidió por la Regulación y Control de Criaturas Mágicas.
—Es bueno, por que sino serían el terror de todos los magos que planean salirse de las riendas –sonrió la chica.
—Sería mejor, así lo pensarían mejor antes de intentar hacer de las suyas.
—De todos modos, después de la guerra su trabajo ha disminuido mucho ¿no?
—Sí, no hay más magos intentando hacerse el nuevo Voldemort, por fortuna, creo que les quedó muy claro que sin importar quien, siempre tendrán un némesis –se burló Harry.
—Y ya no quieren terminar de la misma manera que Voldemort –contestó Hermione por fin poniéndoles atención –Además no creo que exista una persona capaz de dominar la magia oscura como Voldemort –se encogió de hombros –a menos que alguien esté entrenando a un pequeño desde corta edad, Voldemort siempre tuvo algo torcido incluso antes de saber que era mago.
—No comprendo el odio por los... —Fleur se detuvo antes de hacer un comentario que molestara a los demás –por los que no son sangre pura –intentó con ese método para no sonar grosera –él mismo era mestizo –se encogió de hombros.
—Justo como Hitler –soltó Hermione llamando la atención de todos –bueno, era un Muggle –aclaró haciendo que el señor Weasley le pidiera que le contara más sobre ese tal Hitler.

Harry rodeo la cintura de Ginny cuando entraron a la Madriguera para platicar aun más cómodos, ésta le sonrió y se acercó a él para darle un beso, habían pasado la tarde juntos sin discusiones tontas sobre mudanza haciéndola sentir tranquila y relajada.



Hola, bueno, queda decir que es bonito regresar a la experiencia de los foros I love you espero que sea todo un éxito, y bueno, referente al primer capítulo de esta historia vieja que fue publicada primero en FFN y después en Wattpad, espero que les guste releerla... otra vez ;P
avatar
Muffliat0

Mensajes : 7
Puntos : 879
Fecha de inscripción : 31/03/2018
Edad : 18
Localización : Estados Unidos Mexicanos

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Heredera de Morgana

Mensaje por IscreamwillfixIt el Sáb Abr 07, 2018 3:22 pm

Bueno, has acabado con mi debate interno sobre qué fic tuyo debería comenzar a leer ahora, tenía en mente otros, pero este no está tan mal, bueno, no está mal, me gustó el inicio, quiero que continúes pronto, o tendré que irme a FFN
avatar
IscreamwillfixIt

Mensajes : 6
Puntos : 878
Fecha de inscripción : 31/03/2018
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Heredera de Morgana

Mensaje por Chewbacca el Lun Abr 09, 2018 10:04 pm

Me encanta que decidieras publicar aquí
avatar
Chewbacca

Mensajes : 3
Puntos : 813
Fecha de inscripción : 09/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Heredera de Morgana

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.